El monasterio del santo.






















"... con dos copiosas fuentes que llenan una grande alberca: de aquí salen regueras guiadas por diversos caminos a todas las partes de él, con que se baña a menudo la ópima tierra y se engendra la inmensa fertilidad de árboles, yedras y flores... Aquí hay calles de naranjos..verdes arrayanes, idumeas palmas, altísimos pinos donceles preñados de su fruta dura, encumbrados cipreses... Ceres trocó en menudo trigo, lentiscos humildes y olorosos sabucos, y entre ellos, diversas flores por los márgenes sembradas, deleitando con su verdura y enamorando con sus olores..." Francisco Cascales






1 Comentarios:

  1. Woww no puedo creer que este dejado al olvido y menos aun que alguien se atreviera a rallar las paredes de este trozo de historia.

    ResponderEliminar

 

Visitas